Inicio / Internacional / Esta es la firma que quiere poner en aprietos a Starbucks

Esta es la firma que quiere poner en aprietos a Starbucks

La china Luckin Coffe es una emergente cadena de cafeterías que tiene entre sus planes destronar en puntos de venta a la todopoderosa Starbucks. Estos son sus planes.

06 de Noviembre de 2019

China y Estados Unidos no solo están en medio de una virulenta guerra comercial y arancelaria; en los últimos dos años se viene cocinando una lucha por el millonario y creciente negocio del consumo de café en China. Para Starbucks, China es su segundo mayor mercado, después de Estados Unidos. Se puede decir que la cadena estadounidense puso a millones de chinos a tomar café. En el país asiático tiene cerca de 3 mil tiendas y planea duplicarlas para el año 2022.

Sin embargo, los emprendedores y empresarios chinos no se quieren quedar por fuera de la fiesta. Luckin Coffee, una cadena de cafeterías que se fundó en Beijing en octubre de 2017 tiene entre sus planes superar a Starbucks en China por número de puntos de venta.

Se trata de una compañía que apenas en 18 meses ha abierto más de 2.300 tiendas en China, con planes para abrir otras 2.500 antes de que acabe este año. Sus tiendas pequeñas y hay poco espacio para sentarse y compartir, todo lo contrario a la firma que nació en Seattle.

Una apuesta expansiva muy grande que requerirá necesariamente de grandes cantidades de capital.  Es por eso que el pasado 16 de mayo comenzó a cotizar sus títulos en Nasdaq. “En su salida a Bolsa el precio de salida de sus 33 millones de acciones a la venta fue de US$17; llegaron a cotizar a US$25. Aunque tras la primera euforia, vino el baño de realidad. Una semana después, los títulos de la empresa se encontraban por debajo del precio original y se vendían a US$15. En las últimas sesiones, el valor ha recuperado terreno y cotiza a US$18,5”, cuenta El País de España. “Hemos sido pioneros en un nuevo modelo de venta al detalle impulsado por la tecnología, para vender café y otros productos con alta calidad, gran accesibilidad de precio y gran conveniencia para nuestros clientes”, cuenta la empresa en el boletín de su salida a Bolsa.

Medios de Estados Unidos cuentan que son varias las firmas de China que financian sus ambiciones planes de expansión con el mercado secundario de Estados Unidos. Se dice que Luckin Coffee busca al menos US$560 millones.

¿De dónde sale este apetito por el consumo de café en China, un país con tradición milenaria centrada en el té?

Basta con revisar las cifras de consumo de café en China para darse cuenta del potencial.

“El consumo de café en China, casi inexistente hace unos años, está aumentando exponencialmente. En 2017, la media era de solo 5 tazas al año por persona, mientras que en Corea del Sur o Japón se consumían 200, según cifras citadas por la revista Caixin. Si el mercado chino ese año se valoraba en US$28.400 millones, para 2023 la cifra se habrá multiplicado por cinco y llegará a los 154.800 millones, según la consultora Frost & Sullivan”, cuenta el periódico español.

Aunque Luckin Coffee tiene un largo camino para llegar al punto de equilibrio, tiene a su favor el uso de tecnología. El cliente solo debe descargar una aplicación, pagar un café e ir a reclamarlo en cualquier punto de la cadena. El primer café es gratis, pero luego vienen una serie de descuentos y cafés gratis que hacen de este programa de fidelización todo un éxito. Starbucks toma nota y ya tiene listo un servicio similar. Algo que seguro no habría ocurrido si no sintiera pasos de animal grande con Luckin Coffee.

Sin embargo, la gran apuesta de la firma china parece ser la entrega a domicilio, algo así como el Amazon del café. Todo un desafío en materia logística.

Por lo pronto, la empresa china soporta números en rojo debido a su crecimiento desbordado y posicionamiento en el mercado, sin contar los huecos que deja en en balance sus descuentos y promociones. “Nuestra misión es formar parte de la vida diaria de cada persona, empezando con un café”, asegura la compañía.L

Según los datos de la propia compañía, en 2018 registró ingresos netos de 840,69 millones de yuanes (US$125,26 millones), mientras que sus pérdidas netas antes de impuestos fueron casi el doble, 1.619 millones de yuanes o US$241.26 millones. En el primer trimestre de este año, la tendencia continuaba: US$71,3 millones de ingresos, por pérdidas de 83,2 millones.

Pese a todo ello, ha conseguido convencer de su viabilidad a fondos de inversión como el estadounidense BlackRock, o el singapurense GIC.

Fuente: Dinero.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *